ME INSPIRA...
Mujer coherente y constructiva.
Habilidosa y creativa ante los problemas.
Visualizando soluciones y oportunidades con actitud serena.

Content Contact

Hace ya unos años que asistimos como testigos directos al nacimiento de una ¿ocupación/profesión? denominada Content Curator.

Según Alfredo Vela, en su manual Cómo Buscar Trabajo con Redes Sociales (y sin ellas), un/a Content Curator o Curador/a de Contenidos es quien utiliza la técnica de localizar, filtrar y distribuir los mejores contenidos para nuestra estrategia de marketing.

Seguro que habéis seguido a profesionales que se manejan con maestría en esta ardua labor de tratamiento de la información. Y digo ardua por la cantidad de contenidos  que encontramos cada día en ese mundo on line que nos enreda; y porque lleva su tiempo «bichear», seleccionar,  “contrastar”, “tratar/editar/volcar/difundir” de nuevo esa información seleccionada PARA que sea Útil a la comunidad que siga a ese curador/a de contenidos.

“ (no) Contrastar”

Comprobar la información que seleccionemos en el mundo on line se está convirtiendo en una lengua latina muerta. Resulta triste que, precisamente, por ese aluvión de contenidos que nos llegan, se caiga en la justificación de no tener tiempo para verificar la fuente seleccionada, la fecha de publicación, la fiabilidad de la noticia, dejando de lado un #valor primordial en esta #competenciaprofesional:

  • perder de vista el PARA QUÉ y PARA QUIÉN seleccionamos la información.

Quienes nos siguen por ser curadores de contenidos nos otorgan “su Confianza y su Credibilidad”……. Da qué pensar, ¿no? Para mí, este es el único motivo realmente importante para actuar y responder con compromiso ante esas personas que nos regalan tanto – repito: Confianza y Credibilidad – y no saltarnos, entonces, la fase de contrastar la información y, posteriormente, saber transmitir dichos contenidos (que esa es otra).

“(Re)Editar y Difundir”

Para algún@s curadores resulta demasiado tiempo

1º seleccionar la información

2º  leerla

3º contrastarla y

4º editarla PARA que sea de Utilidad de l@s seguidores…, ni digamos!

Si perdemos el sentido que mencionaba anteriormente del PARA QUÉ y PARA QUIÉNES, cayendo en la práctica de viciosos hábitos –no leer, no contrastar, no filtrar y editar–, sin duda, acabaremos perdiendo la Confianza y Credibilidad de partida. Y se pierde de una forma tontamente consciente y a lo que, además, no le damos el #valor que merece.

Si nos siguen es porque nos sienten fiables, porque nuestros contenidos se trabajan para que sean de utilidad a quienes están presentes en nuestro on y off line, hasta el punto de hacerles más fácil la comprensión en ciertas temáticas, gestiones y trámites. Por tanto, no podemos “escupirles” a la cara el contenido tal cual y si, encima, nos hacen alguna consulta al respecto de lo publicado, podemos caer en una desafortunada respuesta (y si llega la respuesta, porque hay quien enmudece sin más), como “¿Tú crees que a mí me da tiempo de leer todo lo que publico?”, ¡perdón! ¿Cómo no se me había pasado por la mente? A lo que acabas pensando, y ¿cómo se te ocurre publicar algo que ni has leído?

Content Contact

Ofrecer contenidos de calidad, veraces y eficaces y que cumplan, al menos, con los cuatro pasos anteriormente marcados, nos impulsa a ser considerados Contenidos de Contacto (o Content Contact).

Esta consideración bien merece la pena, una vez generada, mantenerla, defenderla y nutrirla porque

  • Ser content contact es hacerte referente en algún área o actividad concreta para quienes “quieren contactar #contigo” (y no con otr@): te conviertes en elegid@ por lo que haces y, sobre todo, por cómo lo haces. Y, un ejemplo para mí, que para eso escribo este post, es el coach y formador David Barreda Carrillo.

Contact Curator

Ser elegidos como contenidos de interés y generar la conexión con personas implica ser consecuentes y comprometidos con lo que hacemos. Parece fácil, ¿verdad?

Mostrarnos responsables, en este sentido, nos lleva a que se genere en nosotr@s otra gran #competencia, y es ser “Curadores de Contactos” (o Content Contact). Hace unos años, tener y contar contactos como cromos en tus redes era sinónimo de ser un súper héroe. Hoy en día, y cada vez más, “elegimos” con quienes queremos conectar por lo que hacen, cómo son y cómo muestran su trabajo en redes,  resultándonos de utilidad fiable y referente para nuestros objetivos. Es decir, si estamos en el twitter de Eva Collado Durán es porque su #presencia en redes sociales se alinea con nuestros #valores en temas de #RecursosHumanos y #MarcaP ersonal. Y, si seguimos el blog de María José Bayo es porque, igualmente, los contenidos que publica en relación a la #ComunicaciónEnValores y #Marketing, entre otros, nos interesan para nuestro aprendizaje y logro de objetivos. Así,

  • ser contact curator es nuestra responsabilidad y un compromiso con nosotr@s mism@s para generar redes de impulso entre las #personas que, de verdad, sean en una u otra medida parte de nuestro proceso de crecimiento personal y profesional. Y lo demás, sobra.

Hay que despojarse y hacer limpieza de todo aquell@s que nos frene y no nos sume (hábito la mar de saludable que aconseja Jordi Collell hacer cada sábado), de modo que podamos continuar ofreciendo Confianza y Credibilidad, además de Coherencia, a quienes nos sigan como Content Contact (–>referentes de contenidos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *